manchasinverguenza


Deja un comentario

MANIFIESTO POR LA VISIBILIDAD DE LA REGLA

A los que nos han adoctrinado en el pensamiento de usar y tirar. A todos aquellos que esperaban que rechazáramos indefinidamente nuestro propio cuerpo.

Este es el zumo de mis entrañas del que no huyo, una mancha sin límites, un rezumar que no pueden parar. Mi cuerpo se desparrama, mi pensamiento también. Con los calzones manchados de sangre como bandera contra la doctrina del Poder, contra las estructuras establecidas, les hago saber que:

– En mi cuerpo decido yo y así, cada mes, me deshago del endometrio reafirmándome en mi decisión de controlar la capacidad de reproducción de mi cuerpo. En mi carne mando yo.

– Lo consiguieron en algún momento pero, ya no me avergüenza mancharme e, incluso, decido voluntariamente hacerlo exhibiéndolo de forma pública.

– Me mancho y no me da asco. Me mancho y no me doy asco. No rechazo mi cuerpo, esta es mi naturaleza.

– Tampoco estoy enferma cuando tengo la regla, no estoy mala. Exactamente lo contrario, me reciclo con cada periodo.

– No es una maldición ni un castigo divino. Es actividad hormonal.

– Estamos hartas de los prejuicios menstruales, de la invisibilidad.

– Visibilizar la regla para visibilizar el cuerpo como espacio político.

Ya nos hemos cansado de pedir toallas entre susurros y miradas cómplices. Con este manifiesto pongo fin a la tiranía en la que me han educado. No hay más permisividad por mi parte, Mi regla es mía.